El gobierno de Guanajuato gastó 206 millones de pesos en mochilas

Un nuevo escándalo de corrupción en México se destapa, esta vez es Guanajuato, bastión panista por tradición, después de las elecciones del pasado 1ro de julio fue el único estado que “resistió” los vientos de cambio llevados por MORENA.

La compra de mochilas por parte del Gobierno de Guanajuato, quien se gastó 206 millones de pesos del presupuesto de seguridad para comprar mochilas a un proveedor “desaparecido”.

El gobierno del estado de Guanajuato entregó el contrato de las mochilas a Compañía Solo S. de R.L. de C.V., con domicilio fiscal en Moroleón, lo turbio del asunto es que la dirección existe, pero ahí vive una familia desde hace cinco años. Según en documentos en poder del medio AM, la “compañía” en cuestión no cuenta con taller, ni obreros, ni equipo para fabricar y surtir las mochilas.

 

Las mochilas altas en plomo.

Un funcionario del Gobierno del Estado de Guanajuato confirmó que las mochilas tienen alto contenido de plomo.

Las mochilas fueron elaboradas con textiles chinos y tóxicos en venta en Ciudad Nezahualcóyotl. Las telas de “piratería” contienen 14 puntos de plomo mientras que la norma internacional establece un máximo de 1 punto.

Utilizarían mochilas como método de Prevención del delito.
El Secretario de Seguridad de Guanajuato, Álvar Cabeza de Vaca, alegó que el reparto de mochilas fue un programa clave para prevenir la violencia y prevenir el delito en los jóvenes y niños del estado, cabe mencionar que dicho plan de acciones consumió todo el presupuesto del programa contra el delito del Estado, sin embargo según la diputada del Partido Verde, Beatriz Manrique dijo:

“Cada vez es más frecuente la participación de los menores en algún acto delictivo interrumpiendo su trayectoria educativa o mermando su desempeño, y convierte la incidencia delictiva en el factor más alto de los motivos de abandono escolar”, – según resultados de la encuesta Perfil Educativo de los Menores Infractores en Guanajuato.

Con información del Periódico Reforma.

Facebook Comments